EMMA MALIG GUÍA RECORRIDO POR SU EXPOSICIÓN

EMMA MALIG GUÍA RECORRIDO POR SU EXPOSICIÓN

Extensión

Como actividad de cierre de la muestra “Sola Tierra”, la artista Emma Malig realizará una visita guiada el sábado 26 de agosto, a las 17:00 horas. Se puede participar sin inscripción previa y con entrada liberada.

La muestra individual de Emma Malig está compuesta de dos instalaciones de grandes dimensiones creadas en exclusiva para el MAVI. De la serie “Destierros-exilios”, esta creación evoca de una manera sutil y poética el desamparo y desarraigo de apátridas, exiliados y emigrantes que sin tener un lugar, lo sueñan y lo inventan. Una cartografía frágil, que contiene a todos y a nadie.

Esta artista chilena ha mostrado su trabajo en Francia, Italia, Argentina y Japón, además de diversos espacios nacionales. La exposición “Sola Tierra” estará abierta hasta el domingo 27 de agosto en dos salas del MAVI, ubicado en Lastarria 307, Santiago.

Su obra mantiene un sustento poético donde se imponen sentimientos de nostalgia, el dolor del destierro, el regreso y la memoria. Obra nómada en un material que se pliega y despliega, ligero y monumental. En las más recientes instalaciones que ha creado se integra el movimiento, la luz y el sonido. Trabaja con materiales muy variados; tradicionales como los papeles de distintas texturas o informales como encajes, hijos, gasas o finos alambres de acero (cuerdas de piano), etc. Los textos o palabras siempre presentes en las obras parecen inspirados en la poesía japonesa Haiku.

• En una de las salas del MAVI, presenta una instalación rectangular de 7 por 3 metros muestra una geografía interior de un material muy ligero y flotante, suspendido en varias capas por donde la luz circula, creando efectos de perspectiva y planos. Es una obra compleja que intenta reunir tanto la pérdida como la reconstrucción de un lugar.

• En la otra sala, una esfera de 6,5 metros de circunferencia, realizada en hilos de acero, papel aceitado y gasa, está en movimiento. Como es iluminada desde el interior, en su movimiento se produce una proyección lenta hacia al entorno. Es el espacio luminoso y protector de las sombras errantes, de los ausentes. Surge un relato silencioso e intemporal.

Emma Malig es una artista visual chilena que vive en París, Francia, desde el año 1993. Allá trabaja en su taller en forma independiente. Estudió en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París. Fue alumna del artista yugoslavo Vladimir Velickovic y de Abraham Hadad.

• Obtuvo una beca de la Escuela de Bellas Artes de París para perfeccionar técnicas de litografía en el Sindicato de Artista alemán, la Künstlerhaus Bethanien, de Berlín.

• Más tarde realizó una residencia de cinco años en Kioto, Japón. Durante esos años, viajó por Rusia, China, Corea y Mongolia. Expuso sus trabajos en galerías privadas de Tokio, Kioto, Osaka y Seúl. Y asistió a diversos talleres de técnicas tradicionales del arte de pintura y grabado japonés y coreano.

En el 2005 fue invitada por el cineasta chileno Patricio Guzmán a participar con su obra en la película “Salvador Allende” y nuevamente en 2015, en el film “El botón nacar”. Ambas colaboraciones marcaron profundamente su trabajo artístico evolucionando hacia una obra en volumen, la escenografía y la instalación.