COLECCIÓN MAVI: “El último adiós” de Alejandro Quiroga

COLECCIÓN MAVI: “El último adiós” de Alejandro Quiroga

Multimedia

P1-9203-QUIROGA“El último adiós” (1992) de ALEJANDRO QUIROGA. Óleo sobre tela, 135 X 100 cm

 

Alejandro Quiroga (1967) comienza sus incursiones en el arte a través de la pintura, como una forma de poder expresar, como gran parte de su generación, la vigencia de este medio en el contexto de un mundo en proceso de transformación. Para Quiroga comienza una gran apertura junto con la vuelta de Chile a la democracia, en la que es posible pensar una identidad propia latinoamericana y chilena. Este proceso de transculturación, sumado al desarrollo económico y arquitectónico de las metrópolis influencia su trabajo de manera radical.

En los comienzos, pinturas como “El último adiós” muestran su interés por los saberes antiguos, la herencia precolombina, bastante marginada de las aspiraciones primermundistas de países como Chile, y las características simbólicas de una multiculturalidad que nunca llega a ser asumida como parte de nuestra nación. Su constante reflexión sobre la construcción psicoanalítica de la personalidad lo llevan a explorar en la relación entre el ser humano y su entorno de manera aguda.

En esa búsqueda, la estética de su obra, tiene un cambio total cuando llega a vivir a Nueva York en 1998, acentuándose su interés por la acción del hombre sobre el paisaje, la intervención, casi siempre definitiva, de la impronta humana en la ciudad o en su entorno natural. Desde ahí, la postura política de Quiroga se vuelve más explícita, pintando paisajes en los que es posible percibir las consecuencias de un modelo económico extractivo, y de una explotación de recursos que prefiguran el crecimiento desmedido de las ciudades y el consumo.  Surge con ello un encuentro con una reflexión cromática, que hoy caracteriza su pintura, dejando atrás la paleta colorida de los inicios del artista y evolucionando a una mucho más restringida que guarda relación con la ciudad que habita en la actualidad y en la que predominan los negros, grises, azules y ocres.

  • El Museo de Artes Visuales MAVI abre sus puertas virtuales para mostrar obras de la #ColecciónMAVI con una selección hecha por las investigadoras Carolina Castro y Carol Illanes.

 

El MAVI tiene actualmente más de mil trescientas obras de 320 creadores. Se trata de una colección privada muy importante que nace antes de que se construyera el museo, infraestructura que fue pensada desde el principio para mostrar arte contemporáneo chileno.

La Colección MAVI corresponde principalmente a obras creadas en la segunda mitad del siglo XX y sigue completándose con obras actuales. En ella se encuentra pintura, escultura, gráfica y otras disciplinas, así como artistas de variadas edades y trayectorias. Las obras de artistas más jóvenes son, principalmente, de quienes han obtenido el Premio MAVI Arte Joven, fundado el año 2006.

El Museo de Artes Visuales está ubicado en la Plaza Mulato Gil de Castro, calle José Victorino Lastarria 307, Santiago centro, Chile.