Plaza Mulato

EXPOSICIONES ACTUALES
Nace Fundación MAVI-UC

La Pontificia Universidad Católica de Chile y la Fundación Cultural Plaza Mulato Gil de Castro se unen para crear la Fundación MAVI-UC y potenciar el Museo de Artes Audiovisuales (MAVI), que cuenta con más de mil obras en su Colección de Arte y se ubica en el barrio Lastarria, a cuadras de la Casa Central de la UC. (Enero 2021)

Colaboración MAVI

Museo de Artes Visuales

 

El  MAVI fue inaugurado el 11 de abril de 2001. La noticia de la apertura constituía un hito en Chile, ya que era la primera vez que se construía e inauguraba un recinto especial para dar a conocer una colección privada de arte contemporáneo abierta al público. A la inauguración del MAVI asistió el entonces Presidente de la República, Ricardo Lagos Escobar, además de numerosas personas del mundo del arte y la cultura. La música de bienvenida estuvo a cargo de la Orquesta Infantil de Curanilahue y el mural de Roberto Matta que se instaló en su fachada, llegó justo a tiempo para la inauguración por gestión de Germana Ferrari, hoy viuda del artista.

Ubicado en pleno Barrio Lastarria, el MAVI se ha consolidado como un espacio independiente, de gran prestigio dentro del medio del arte contemporáneo nacional e internacional, presentando cada año una programación de primer nivel junto a un innovador programa de educación y extensión, que busca mediar entre la comunidad y el arte contemporáneo.

Cada año, el Comité curatorial escoge alrededor de diez propuestas de exposición que son postuladas por artistas nacionales. Además, en la programación del museo se incluye de manera destacada la exposición del Premio MAVI Arte Joven, que existe desde el año 2006.

Su cuidada infraestructura contiene las exposiciones de arte contemporáneo que se presentan en sus 6 salas. Además, el MAVI incluye la Sala MAS (Museo Arqueológico de Santiago), cuya muestra permanente genera una diálogo entre arte actual y piezas arqueológicas del país.

AGENDA AQUÍ TU VISITA AL MAVI

2016.03.15 MAVI Mural del artista Roberto Matta

Hacia la calle Lastarria, en la Plaza Mulato Gil de Castro, el Museo de Artes Visuales MAVI ofrece al público el mural “La Debutante”, obra de Roberto Matta. Sobre un muro de hormigón está este mural adquirido en París especialmente para la fachada. El trabajo fue realizado en 1995 en el Taller de Arte Gatti de Faenza, Italia. Está compuesto por 135 placas de cerámica, con figuras en sobre y bajo relieve sobre un fondo azul.

En su centro muestra una figura totémica, en torno a la cual se desenvuelven figuras con órganos sexuales femeninos y masculinos. La debutante da cuenta de un discurso de germinación cosmológica con una épica marcadamente erótica, de gran energía vital. Bajo éste, conchuela blanca y piedra tacita. Una síntesis simbólica del encuentro entre lo precolombino y lo contemporáneo, que el fallecido creador chileno encarnó como referente fundamental a través de su obra y su inquietud filosófica.

Es uno de los pocos murales en cerámica realizados por Matta en el último período de su creación artística y se ha convertido en un ícono distintivo del MAVI y en un hito urbano ampliamente reconocible. Uno de los elementos centrales del mural, semejante a un gran ojo abierto, sirvió como inspiración para el logo del MAVI.

2018.04.03 Plaza Mulato 4 (F Ibarra)“Contribuir a la renovación de la ciudad histórica aparece, en nuestro horizonte, como la estrategia más sustentable para mantener la vitalidad de la fábrica urbana, resistiendo con ello la erosión que en la ciudad ha provocado el crecimiento desmedido de las periferias.

El Barrio Lastarria, donde se ubica el Museo, es un sector vecino al casco histórico de la ciudad, y se halla segregado de éste por el cerro Santa Lucía, peñón que en el siglo XIX fue intervenido para hacer de él una de las áreas verdes más bellas de la ciudad.

La convergencia angular del Parque Forestal, por el norte, y la avenida Alameda, por el sur, sumada a la frontera que impone el cerro Santa Lucía por el poniente, definió unos límites precisos para este barrio, cuya geometría triangular se aparta del trazado de paralelas de la ciudad original. Sus calles se acompañan de un conjunto de edificaciones eclécticas que le confieren un carácter singular dentro de Santiago. La cercanía del Centro Cultural Gabriela Mistral, uno de los más relevantes del país en su género, así como la presencia del Museo Nacional de Bellas Artes a pocos pasos del MAVI, hacen de este barrio el principal polo cultural de la ciudad.

En este denso contexto patrimonial, al final de la calle Lastarria, surge una pequeña plazoleta, casi una anomalía que interrumpe la continuidad de las fachadas historicistas de dicha calle, construidas a principios del siglo XX. Al fondo de este rincón urbano se ubicó el Museo de Artes Visuales, que alberga una valiosa colección de pintura y escultura contemporáneas, obra de artistas chilenos. El pequeño edificio tomó la forma de un paralelepípedo compacto de hormigón, predeterminado por la estrecha disponibilidad del terreno. Considerando la proporción del vacío urbano, optamos por restringir la altura del proyecto, de forma que éste no doblegara, con su presencia, las viejas casonas que allí existían. Esta estrategia nos obligó a multiplicar el espacio inscrito al interior del pabellón, abriéndolo hacia un subterráneo que da cabida al programa de salas requerido.

El acceso al museo tiene lugar bajo el portal de la casona antigua. Este espacio, atento a las nuevas circunstancias, se transformó en el atrio del edificio. En el interior, un vacío central luminoso concentra las circulaciones verticales, y a la vez articula los distintos niveles de las salas. Estos planos horizontales se despliegan mediante el recurso de medios pisos enfrentados, permitiendo fragmentar las exposiciones, al tiempo que las vistas diagonales ascendentes y descendentes entregan una visión amplia y total del espacio.

Las instalaciones, oficinas, depósitos y talleres se ubican en la antigua casa anexa al nuevo edificio. Hemos sido especialmente severos al restringir el repertorio de elementos disponibles para la resolución del problema planteado, poniendo el énfasis en la sección longitudinal del edificio”.

Cristian Undurraga, Arquitecto del Museo de Artes Visuales (1999 – 2000)

Colaboradores: Taller Undurraga Devés, Alejandro Mankewitz, Miguel García, Orlando Etcheberrigaray
Consultores: José Jiménez, Rafael Gática (estructura)
Contratista: J.C.E.

HISTORIA

La Plaza Mulato Gil de Castro se constituyó como foco cultural a comienzos de los años 80. A partir de un terreno y una casa deshabitada que fueron remodelados y acondicionados, surge el espacio que albergó en sus comienzos al Laboratorio de Restauración y Conservación de Arte “Ramón  Campos Larenas”. Luego, junto al Instituto de Arte Contemporáneo, donde fueron docentes y/o alumnos buena parte de los artistas plásticos chilenos de la época, se desarrollan galerías de arte, librerías, tiendas de artesanía, cafés, creando un lugar que dio nueva vida al barrio Lastarria.
Múltiples actividades culturales, artísticas, literarias y musicales se han desarrollado a partir de entonces en la Plaza. En 1994 los creadores de la Plaza Mulato Gil, Manuel Santa Cruz López y Hugo Yaconi Merino, constituyen la Fundación Cultural Plaza Mulato Gil de Castro con el fin de dar cobijo institucional a los muchos impulsos culturales que venían desarrollando desde 1981 en torno a la Plaza en calle José Victorino Lastarria.

 

MISIÓN

La Fundación Cultural Plaza Mulato, a través del Museo Arqueológico de Santiago – MAS, y del Museo de Artes Visuales – MAVI, busca fomentar el reconocimiento de la diversidad cultural y artística nacional, promoviendo la conservación y difusión del patrimonio y estableciendo una plataforma de estudio del arte chileno contemporáneo.
A través de nuestra gestión desde la cultura y el arte, aspiramos a articularnos como un factor de transformación social, llevando al público general la experiencia de la apreciación de diversas manifestaciones artísticas, estimulando el desarrollo de una conciencia crítica y reflexiva.

 

VISIÓN

Queremos ser una eficaz y eficiente plataforma de mediación entre la creación artística contemporánea y potenciales nuevas audiencias.
Aspiramos a convertirnos en una entidad de referencia en el ámbito cultural chileno, por nuestra colección patrimonial, rigor documental, solidez expositiva, coherente propuesta de actividades y capacidad educativa.
Esto supone que nuestra institución:
Posee una clara identidad como foco cultural de la ciudad.
Busca que las personas que acceden a sus espacios y museos tengan una experiencia de aprendizaje significativa.
Mantiene una posición referencial en el ámbito de los artistas, otros museos y centros de arte.
Constituye un lugar de encuentro para múltiples iniciativas culturales y sociales; genera interés de instituciones culturales, universidades y museos por participar y apoyar y establecer alianzas con sus diferentes programas culturales y artísticos.

ACCIÓN
Expone tanto su colección propia como la obra de artistas contemporáneos nacionales e internacionales.
Realiza diversas actividades vinculadas a la cultura y las artes en conjunto con el espacio de la Plaza Mulato.
Educa a través de su Área Educativa, Centro de Documentación, alianzas con entidades académicas, etc.

GESTIÓN
La Fundación conserva, vincula, educa, investiga, documenta, interpreta, sitúa en contexto y transmite su legado cultural con vocación educativa a través de exposiciones temporales, individuales o colectivas de artistas activos o exposiciones retrospectivas.
Fomenta la producción y exhibición de arte emergente a través de la entrega anual del Premio Arte Joven.
Gestiona además la Colección de Arte Contemporáneo de su propiedad así como otros bienes patrimoniales adquiridos, producidos, cedidos o donados.
Gestiona la actividad de la Plaza Mulato, el edificio que alberga los museos y sus instalaciones.

VALORES
Los valores que nos inspiran son
Sentido social-cultural: Nos comprometemos con la sociedad de buscando promover el pensamiento, el debate y la reflexión como instrumentos de transformación cultural, social y urbana.
Vocación formativa y educativa: el propósito de nuestras acciones es promover la conciencia crítica que permita al ciudadano desarrollar su criterio sobre la sociedad actual, sobre la cultura y sobre el ser humano.
Responsabilidad con nuestro Patrimonio cultural artístico.

 

 

HISTORY

The Mulato Gil de Castro Square was established as a cultural spot in the early 1980s.

From an uninhabited land and house that were remodeled, arises the space that sheltered the Laboratory of Restoration and Conservation of Art “Ramon Campos Larenas” in its beginnings. Then, together with the Institute of Contemporary Art, where many of the Chilean artists of the time were teachers and / or students, art galleries, bookstores, handicraft shops and cafes were developed, creating a place that gave new life to the neighborhood Lastarria.

Many cultural, artistic, literary and musical activities have since developed in the Square.

In 1994, the creators of the Mulato Gil square, Manuel Santa Cruz López and Hugo Yaconi Merino, gave life to the Cultural Foundation Plaza Mulato Gil de Castro in order to provide institutional shelter to the many cultural impulses that had been developing since 1981 around the square In José Victorino Lastarria street.

MISSION

The Cultural Foundation Plaza Mulato, seeks to promote the recognition of national cultural and artistic diversity through the Museo Arqueológico de Santiago MAS, and the Museum of Visual Arts MAVI, promoting the conservation and diffusion of the cultural heritage establishing a platform for Chilean contemporary art study.

Through our management of culture and art, we aspire to articulate ourselves as a factor of social transformation, bringing to the general public the experience of appreciating various artistic manifestations, stimulating the development of a critical and reflective consciousness.

VISION

We want to be an effective and efficient mediation platform between contemporary artistic creation and potential new audiences.

We aspire to become a reference in the Chilean cultural field, for our cultural heritage collection, documentary rigor, expositive solidity, coherent proposal of activities and educational capacity.

This means that our institution:

  • Has a clear identity as a cultural spot in the city.

  • Makes sure that people who access our spaces and museums have a meaningful learning experience.

  • Maintains a reference position in the field of artists, other museums and art centers.

  • Is a meeting place for multiple cultural and social initiatives; Generates the interest of cultural institutions, universities and museums to participate, support and establish alliances with its different cultural and artistic programs.

ACTION

  • The museum exhibits both its own collection and the work of national and international contemporary artists.

  • Various activities related to culture and the arts in conjunction with the space of the Mulato Square.

  • The museum educates through its Educational Area, Documentation Center, alliances with academic entities, etc.

MANAGEMENT

  • The Foundation preserves, links, educates, researches, documents, interprets, places in context and transmits its cultural legacy with educational vocation through temporary exhibitions, individual or collectives of active artists or retrospective exhibitions.

  • Promotes the production and exhibition of emerging art through the annual award of the young art award “Arte Joven”.

  • It also manages the Contemporary Art Collection of its property as well as other patrimonial assets acquired, produced, ceded or donated.

  • It manages activities of the Mulato square, the building that houses the museums and its facilities.

VALUES

The values that inspire us are:

  • Social-cultural sense: We commit ourselves to society seeking to promote thought, debate and reflection as instruments of cultural, social and urban transformation.

  • Formative and educational vocation: the purpose of our actions is to promote the critical awareness that allows the citizen to develop his / her criterion on current society, culture and the human being.

  • Responsibility with our artistic cultural heritage.

DIRECTORIO

 

Manuel Santa Cruz López

Ana María Yaconi Santa Cruz

Juan Manuel Santa Cruz Munizaga

Carolina Santa Cruz Munizaga

Javiera Piriz Yaconi

Cristián Undurraga Saavedra

Ignacio Binimelis Yaconi

RECUERDO DE DON HUGO YACONI
BENEFACTOR DE LAS ARTES Y LA EDUCACIÓN

 

Hugo Yaconi Merino

El viernes 28 de abril se produjo el deceso del señor Hugo Yaconi Merino. Su familia, sus cercanos y la comunidad artística del país lamentarán siempre la muerte de un hombre que compartió su afición por las artes con la ciudadanía. Junto a ellos, todas las personas que trabajan en el Museo de Artes Visuales (MAVI) mantendrán el recuerdo de un hombre con una visión excepcional y gran sensibilidad.

El sábado 29, se realizó el velorio en la capilla del Colegio San Ignacio El Bosque y se ofició una misa a las 20:00 horas. El domingo 30, se llevó a cabo una misa a las 13:00 horas para el posterior traslado al Parque del Recuerdo.

Don Hugo Yaconi, junto a su amigo Manuel Santa Cruz, fue uno de los precursores de lo que hoy se conoce como Barrio Lastarria, inaugurando la Plaza Mulato Gil de Castro en 1981. Más tarde, a principios del milenio, se inauguró en la misma plaza el Museo de Artes Visuales (MAVI), junto al ya existente Museo Arqueológico de Santiago (MAS), cuya colección de 3.500 piezas fue donada al Museo Chileno de Arte Precolombino en 2012.

Décadas antes, también fue parte del levantamiento del Drugstore de Providencia, construido en los años 60. Un espacio de encuentro en Santiago, que contaba con esculturas y promovía el arte a través de concursos. Además, generó junto a Santa Cruz la muestra itinerante “Chile, Artes Visuales Hoy”, que recorrió 17 países con 80 obras de artistas nacionales contemporáneos.

COMITÉ CURATORIAL

 

Catalina Bauer

Enrique Matthey

Ignacio Gumucio

Ana María Yaconi

María Irene Alcalde

EQUIPO

 

María Irene Alcalde Directora | mialcalde@mavi.cl

David Dobson Coordinador de proyectos y control de gestión | ddobson@mavi.cl

Paula Caballería Directora Área de Educación e Inclusión | pcaballeria@mavi.cl

Katherine Pérez Coordinadora Área de Educación e Inclusión | kperez@mavi.cl

Ana Sanhueza Productora general | asanhueza@mavi.cl

Natalia Villalón Encargada de Administración | nvillalon@mavi.cl

Estela Acha Encargada de recepción | info@mavi.cl

Jimena Cabaña Encargada de mantenimiento

Óscar Vargas Encargado de mantenimiento y montaje

Pablo Rojas Encargado de mantenimiento y montaje

 

COLABORADORES

Ladosur Edición y comunicaciones | comunicaciones@mavi.cl

Francisca López, Marcela Barbosa, Karina Maureira, Yvi Reyes Colaboradoras de educación y Mediadores

Freddy Ibarra Registro audiovisual y fotográfico

Jorge Brantmayer Registro fotográfico de exposiciones

Jordán Galindo y Francisca Orellana Intérpretes Lengua de Señas

Marlene Carrasco, Samuel Venegas, Carlos Villena Seguridad

Naira Films Videos

Virtual Flip Recorridos 360°

Pupa Studio Creativo Contenidos audiovisuales accesibles

Christlighting Iluminación exposiciones

MAVI 2017

MAVI 2018

MAVI 2019

MAVI 2020

MAVI 2015

MAVI 2013

MAVI 2011

MAVI 2016

MAVI 2014

MAVI 2012

Transparencia Museo de Artes Visuales

 

 

BALANCES GENERALES Y ESTADOS FINANCIEROS

 

2018.04.03 Plaza Mulato 5 (F Ibarra)

La Plaza Mulato Gil de Castro se constituyó como foco cultural a comienzos de los años 80.

A partir de un terreno y una casa deshabitada que fueron remodelados y acondicionados, surge el espacio que albergó en sus comienzos al Laboratorio de Restauración y Conservación de Arte “Ramón  Campos Larenas”. Luego, junto al Instituto de Arte Contemporáneo, donde fueron docentes y/o alumnos buena parte de los artistas plásticos chilenos de la época, se desarrollan galerías de arte, librerías, tiendas de artesanía, cafés, creando un lugar que dio nueva vida al barrio Lastarria.

Múltiples actividades culturales, artísticas, literarias y musicales se han desarrollado a partir de entonces en la Plaza.

En 1994 los creadores de la Plaza Mulato Gil, Manuel Santa Cruz López y Hugo Yaconi Merino, constituyen la Fundación Cultural Plaza Mulato Gil de Castro con el fin de dar cobijo institucional a los muchos impulsos culturales que venían desarrollando desde 1981 en torno a la Plaza en calle José Victorino Lastarria.

En abril del año 2001, se inaugura el Museo de Artes Visuales – MAVI, al interior de la Plaza Mulato.

The Mulato Gil de Castro Square was established as a cultural spot in the early 1980s.

From an uninhabited land and house that were remodeled, arises the space that sheltered the Laboratory of Restoration and Conservation of Art “Ramon Campos Larenas” in its beginnings. Then, together with the Institute of Contemporary Art, where many of the Chilean artists of the time were teachers and / or students, art galleries, bookstores, handicraft shops and cafes were developed, creating a place that gave new life to the neighborhood Lastarria.

Many cultural, artistic, literary and musical activities have since developed in the Square.

In 1994, the creators of the Mulato Gil square, Manuel Santa Cruz López and Hugo Yaconi Merino, gave life to the Cultural Foundation Plaza Mulato Gil de Castro in order to provide institutional shelter to the many cultural impulses that had been developing since 1981 around the square In José Victorino Lastarria street.

In april 2001, the Museum of Visual Arts was inaugurated at the Mulato Gil square.

MULATO GIL: LA PLAZA

Desde antes de su fundación, en octubre de 1981, la Plaza Mulato Gil ya era mucho más que dos mil metros cuadrados de construcción. Los responsables de su planificación tenían un objetivo claro y puntual para este proyecto: el arte chileno estaría a cargo de darle forma y vida.

Los creadores de la Plaza Mulato Gil fueron Manuel Santa Cruz y Hugo Yaconi, hombres visionarios y generosos, que a través de sus ideas precursoras, dieron vida a este espacio de unión colectiva y reconocimiento identitario. Un espacio urbano que ha aportado mucho a la ciudad de Santiago, y en torno al cual se generó un verdadero foco de estímulos recíprocos, dando vida a un circuito cultural compuesto por galerías, talleres, teatro, música, tiendas, librerías, centros culturales, museos y más.

Son varios los nombres que, a través de los años, han evocado la Plaza Mulato Gil y su movimiento intelectual, artístico y social, convirtiéndola en un escenario obligatorio de su historia y su ficción. Destacadas figuras del medio cultural, como Enrique Lafourcade, Miguel Laborde, Fernando Sáez, Samy Belmayor, Patricia Ready, Diego Maquieira, entre muchos más, han descrito este espacio urbano como el centro de un Chile convulsionado que renacía de las cenizas entre estallidos de música, bailes y presentaciones de libros.

6. Plaza Mulato Gil de Castro 1983Gracias a este imaginario colectivo, existen momentos memorables que pasarán a la historia, como Nicanor Parra recitando poesía política; las presentaciones teatrales del Cristo de Elqui; la exposición al aire libre de las fotografías de Gema Swinburn; el Café de la Pérgola, con sus mesas de pintores por un lado y de escritores por otro; los conciertos de jazz; las obras de teatro; allendistas y pinochetistas en una atmósfera de discrepancia, pero también de respeto mutuo; reencuentros de exiliados que regresaban al país; gente ávida de gestar y reinventar la cultura y el arte. Las visitas ilustres de verdaderas leyendas también han pasado a ser parte del legado de la Plaza. Nombres como Gabriel García Márquez, Alain Touraine, Mario Benedetti, Mario Vargas Llosa, Arthur Miller, Bianca Jagger, Robert Rauschenberg y Oriana Fallaci llegaron alguna vez atraídos por la atmósfera del lugar. Así, durante las tardes de tertulias, encuentros y amistad, la Plaza se convirtió en una isla de alegría, en medio de una ciudad que apenas comenzaba a despertar del letargo de la dictadura.

Hoy, a más de tres décadas de su inauguración, sería imposible dudar de la esencia inclusiva y de su relación con la comunidad, en base a la cual este espacio histórico ha continuado creciendo y desarrollándose como parte fundamental del barrio, la ciudad y la identidad de todo un país.

MULATO GIL: EL ARTISTA

José Gil de Castro nació en Lima en 1785. Hijo de esclavos, llegó a Chile y residió en la ciudad de Santiago durante un tiempo, en una casa ubicada en la ladera oriente del cerro Santa Lucía, en la que hoy es la calle Victoria Subercaseux.

Fue uno de los retratistas más solicitados de esa época, con encargos para las aristocracias de Venezuela, Perú, Argentina y Chile. Entre otros, retrató a José de San Martín, Simón Bolívar, Ramón Freire y Bernardo O’Higgins, con quien mantuvo una gran amistad. Perteneció al Ejército de Chile como geógrafo, y fue responsable de trazar el primer plano de Chile para esta institución. Se presume que murió en su Lima natal.

El responsable del bautizo de la Plaza fue Ramón Campos Larenas, dueño del terreno y la casa que dieron pie al espacio urbano. Campos Larenas propuso el nombre escogido recalcando que “el Mulato Gil de Castro”, como se conocía al artista en aquel entonces, fue el mejor retratista de América Latina. Un genio que no tuvo profesores ni conoció Europa, y que gracias a su talento y a sus retratos, se conocen hoy en día los rostros de los libertadores. También hizo hincapié en que José Gil vivía en una chacra con su esposa, a pocos metros de la que hoy es la Plaza que lleva su nombre, lo que lo convertía aún más en el guardián perfecto del nuevo espacio urbano.